Hermanos

Élite 43/44
Créditos
El Skin ha sido diseñado en su totalidad por el staff de Imaginative Signature. Agradecemos a los foros The Balance, Montesquieu Academy, y a Haru Hathunter por la facilitación de algunos códigos.

Está completamente prohibida la usurpación de códigos, imágenes o historias que cualquier usuario haya aquí publicado. Nuestra comunidad está en contra del plagio, ya sea completo o parcial, por lo que tomará las medidas necesarias para contrarrestarlo.

Se agradece a Our Source Code y a Asistencia Foroactivo por la ayuda prestada a través de tutoriales. Y a todas aquellas personas que hicieron las correcciones y sugerencias para obtener éste resultado final.

Las imágenes implementadas no son propiedad del foro, sino tomadas y modificadas de Google Imágenes, Zerochan, Tumblr, We Heart It, etcétera. Damos créditos a sus respectivos creadores.
Últimos temas
» En busca del tesoro
por radeisan Mar Jul 26, 2016 8:36 pm

» ¿Qué manga/anime te ha tocado el corazón?
por Andoria-Azur Miér Jul 20, 2016 1:03 am

» :3 kawai
por NEZIO Lun Mar 07, 2016 8:28 pm

» ¿Cómo publicar un escrito?
por Capitán Simonini Lun Feb 22, 2016 6:07 pm

» El linaje de la luna (Cap1)
por DemianC Vie Feb 12, 2016 2:51 am

» Personas activas del foro.
por Capitán Simonini Sáb Feb 06, 2016 4:28 am

» [Historia Yuri] La tipica agenda de un Bisexual
por Capitán Simonini Mar Ene 26, 2016 1:56 pm

» Confesiones en papel
por Capitán Simonini Mar Ene 12, 2016 10:55 pm

» Publiforo - Invitación
por Capitán Simonini Vie Oct 23, 2015 11:51 am

» Ficha de Green Heart
por Green Heart Mar Ago 25, 2015 5:24 pm


Hagamos algo grande.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Long Fic Hagamos algo grande.

Mensaje por Capitán Simonini el Vie Mayo 23, 2014 12:10 am

Escribamos algo juntos. Escribamos una historia. Que cada uno aporte un fragmento de ella, sin más reglas que la intentar que nuestro escrito sea coherente y cohesione con los de los demás. Que forme parte de un todo. Podría ser como una novela río. Vamos introduciendo distintos personajes, cada uno con su capítulo. No hace falta que un 'capítulo' sea más o menos largo. Yo seré el primero en no saber extenderme. Pero podría ser muy interesante, ¿no creéis?. (¿Se supone esto he de moderarlo yo?. Yo aportaré el caos necesario.)

Vamos a escribir algo victoriano, steampunk y Romántico(refiriéndome a ese sublime fenómeno decimonónico que es el Romanticismo)

Prólogo:

El tren echó a andar. Nadie más que él en el vagón parecía prestar atención a cómo la estación se alejaba. Su pueblo se escondía ya detrás de la colina. Y detrás de esa colina se quedará - pensó. Nadie iba a echarlo de menos. Su madre era senil, ya no recordaba nada. No sabía quién era su hijo, y su hijo tampoco sabía muy bien quién era ella. Se había pasado la vida trabajando para G. el alcalde del pueblo. El analfabetismo de los vecinos de Kronenburg le había facilitado el acceso a la alcaldía y a mucho dinero y por consiguiente, a su madre.
Su otro posible padre no era mejor que G.

-Nuestro padre es un borracho. -Le decía su hermano a menudo.

-Papá no es un borracho. Papá está borracho ahora mismo, pero es un hombre bueno y nos quiere.

Al igual que su hermano mayor, el padre de Wilhelm se había alistado al ejército de Baviera. Ya tenían la vida y la muerte solucionadas. Wilhelm no iba a tenerlo tan fácil.
Irse a München era el primer paso. Quizás pudiera trabajar de mayordomo para alguna de las familias acomodadas que suponía vivían allí. Eso sería lo mejor. Pero seguramente acabaría hacinado en una de esas horrendas fábricas que ahora sostenían la economía. 'Es el progreso', decían. Había pocas cosas que odiara más que aquellos monstruos de metal y vapor. Todo empezó cuando su vecino les dijo que tenía una máquina que batía la mantequilla mejor que él. La máquina realmente lo hacía bien. El hombre se recuperó de la paliza que Wilhelm le dio, pero no hubo más máquinas de mantequilla en el pueblo. No mientras él estuviese ahí. A un hombre sólo debía sustituirle un hombre más joven o más capaz. No sabía si era más que capaz que la gente de la ciudad, pero sí podía ser más osado.

El tren ya llegaba a la estación. El chirrido del freno era insoportable.

Ojalá München se apiadara de él.


Última edición por Capitán Simonini el Vie Ago 01, 2014 3:51 pm, editado 1 vez
avatar
Capitán Simonini


Mensajes : 109
Dream's : 59
Edad : 21
Me gusta recibidos : 20
Miembro desde : 15/05/2014
Localización : El Viejo Mundo.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Long Fic Re: Hagamos algo grande.

Mensaje por lunática_soñadora el Miér Jun 11, 2014 4:16 pm

Me gusta mucho la idea!!! Aquí dejo la siguiente parte, espero que te guste aunque no sea muy largo.
Capítulo 1:
El tren frenó totalmente con un chirrido de las ruedas contra el hierro de los raíles. La gente comenzó a bajar así que cogí mi maleta seguí a la multitud hacia el andén y posteriormente a la sala central de la estación de München. Una vez allí, me dediqué a observar a la gente, que pasaba rápida y atareadamente mientras pensaba en qué podía hacer ahora que estaba allí. Empecé a caminar para salir a la calle y ver cómo era la ciudad cuando, en una esquina apartada, estaba una pequeña niña de tal vez ocho años de edad acurrucada en una bola y temblando por el aire que traspasaba las finas y harapientas ropas que llevaba. Esa criatura hizo crecer en mí un sentimiento de inquietud y preocupación por ella porque estaba muy delgada y pálida. Me acerqué y le pregunté con voz suave para no asustarla:
— Hola, ¿Cómo te llamas?
— Karinna —me dijo con voz débil y ronca, como si hiciera tiempo que no la usaba
— Muy bien, ¿quieres un poco de comida, Karinna?
Cuando asintió vigorosamente con su cabecita, abrí mi maleta, saqué un trozo de queso y otro de pan que había guardado y se lo tendí. Ella empezó a comer con ansias y en menos de un minuto se lo acabó todo.
Sabía que no podía dejarla allí sola y abandonada, no me lo perdonaría nunca, por lo tanto y aunque seguro que me llevaría muchas molestias, le pregunté:
— ¿Quieres venir conmigo?
— ¿Y a dónde vas? —me contestó ella
— Pues aún no lo sé pero voy a encontrar trabajo en algún sitio para sobrevivir.
Ella se lo pensó unos instantes y después asintió una sola vez con la cabeza. Se levantó y yo le cogí la mano, guiándola hacia la salida de la estación donde nos esperaba una ciudad desconocida y hostil dónde tendríamos que ganarnos a pulso nuestra propia supervivencia.


avatar
lunática_soñadora


Mensajes : 6
Dream's : 11
Edad : 18
Me gusta recibidos : 1
Miembro desde : 04/06/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Long Fic Re: Hagamos algo grande.

Mensaje por Capitán Simonini el Dom Jul 06, 2014 4:09 am


Le gustaba este hombre. Veinte años, buena salud y una sonrisa en la cara a pesar de su situación. Viene con la idea de un trabajo decente, se ha vestido con lo que debía ser la mejor muda de su padre. Pero no lleva nada de valor. No será el primero en dejar la familia. Es un hermano menor sin más herencia que el apellido. Debe estar solo del todo, parece libre. Sin hermanos pequeños ni madre a la que mantener no volverá al pueblo. Tiene un paso firme, seguramente no conozca el hambre de verdad. ¿Puedes sacar provecho de él, Karinna?

-Y... ¿Cómo te llamas tú?.

-¿Yo?. Me llamo Wilhelm.

-¿Y qué sabes hacer Wilhelm?. Los nuevos ricos ya no contratan a nadie si no se sabe leer ni escribir. ¿Tu madre era una criada, verdad?.

-¿Qué?. Sí que sé leer. Y hacer cuentas. - Se miró los dedos de las manos - . Y puedo trabajar de otras muchas maneras.

-Sólo te voy advirtiendo de que haberte acicalado no te ha va a servir tanto como esperabas. Vas a ir directo a las factorías Wilhelm. Necesitan jóvenes fuertes en los altos hornos.

-No, no quiero trabajar en una fábrica.

-Pues hazte a la idea de que es tu mejor opción.

Estaban delante de aquella nave industrial, rodeados de chimeneas humeantes. Karinna quería que lo viera.

- Odio esto. Me marcharé a otra ciudad si es necesario. Me iré a América o a Australia. No acabaré ahí.

Siguieron caminando.

-Bien Wilhelm. ¿Entonces estás abierto a hacer otras cosas?. ¿A ser algo más que un proletario?.

-Supongo que sí, que querría alcanzar algún estatus.

-Estatus no sé si podemos proporcionarte.

Allí en aquel suburbio, la niña sacó una llave y abrió una puerta de un bajo destartalado.

-¿Qué es esto, Karinna?. ¿Vives aquí?.

-Tss, no hagas ruido.

Estaba obviamente abandonado. Muy oscuro, pero se distinguía una mesa rota y polvo por todas partes. Karinna lo cogió de la mano y lo guió, en la absoluta oscuridad. Consiguió que bajara por las escaleras sin caerse. Ya aprendería.

- Aquí huele a humedad. ¿Dónde me llevas?

Karinna no se detenía y tiraba de él. Vieron finalmente la luz tras el resquicio de una puerta. La abrió.

-¿A quién has traído, Karinna?. No espera, esos no son los modales. Buenas tardes señor.- Se rió.

Era un hombre gordo y calvo, vestido con una especie de uniforme militar clásico. Se sentaba a una mesa llena de papeles y libros desordenados, donde no faltaban plumas y tintero.
La salita, si podía llamársela así, estaba iluminada por una multitud de velas que reposaban en cavidades de la cavernosa pared y junto a los papeles de la mesa y una estantería.

- Mi nombre es Wilhelm, señor.- Wilhelm estaba bastante confundido por aquello.

- Si te ha traído la niña es porque eres de fiar, chico.- El hombre se inclinó sobre la mesa, que protestó con un crujido.- Vas a pasar a la sala con los demás. Vas por ahí, y por el segundo camino que encuentres.

Le señaló un hueco que había en la pared, por el cual hubo de pasar de lado. Estaba en una cueva, el suelo estaba algo labrado, pero aquello era una formación natural. Podía ver porque entraba luz de algún sitio por el techo de el túnel, que era largo pero giraba a cierta distancia. Y allí mismo había dos túneles que surgían de ése. Tomó el adecuado. ¿Dónde estaba Karinna?. Encontró una cavidad mucho más grande que la anterior. Había mucha gente, unas cuarenta o cincuenta personas. Se sentaban en sillas o bancos donde el caprichoso suelo lo permitía, en puntos que se les antojaban cómodos o se mantenían en pie. Pero todos miraban a un mismo lugar. A un señor con una túnica roja raída, que parecía jugar con unos alambres de cobre sobre una mesa. Tras él la caverna se abría muchísimo, había un lago alimentado por cascadas. Todo estaba lleno de estalactitas y estalagmitas y había luz. Todos atendían al hombre, como si se tratara de la escuela.

-En América han hecho ya ciertos progresos con esto, pero aquí no apartamos los ojos del vapor.- Enrrollaba el cobre formando un solenoide- Os enseñé ya lo que es una bombilla.- Tenía una bombilla en la mesa.-. Ahora es explico, pero básicamente lo que planean los americanos es esto a gran escala.

Juntó aquello que llamaba bombilla al alambre que salía de un extremo del solenoide.

-El imán, lo veis aquí.

Cogió el imán y se puso a meterlo y sacarlo rápidamente de dentro de las espiras del alambre. Una mente sucia hubiera podido compararlo con algo obsceno. Wilhelm estaba maravillado. La bombilla emitía destellos intermitentes.






avatar
Capitán Simonini


Mensajes : 109
Dream's : 59
Edad : 21
Me gusta recibidos : 20
Miembro desde : 15/05/2014
Localización : El Viejo Mundo.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Long Fic Re: Hagamos algo grande.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.