Hermanos

Élite 43/44
Créditos
El Skin ha sido diseñado en su totalidad por el staff de Imaginative Signature. Agradecemos a los foros The Balance, Montesquieu Academy, y a Haru Hathunter por la facilitación de algunos códigos.

Está completamente prohibida la usurpación de códigos, imágenes o historias que cualquier usuario haya aquí publicado. Nuestra comunidad está en contra del plagio, ya sea completo o parcial, por lo que tomará las medidas necesarias para contrarrestarlo.

Se agradece a Our Source Code y a Asistencia Foroactivo por la ayuda prestada a través de tutoriales. Y a todas aquellas personas que hicieron las correcciones y sugerencias para obtener éste resultado final.

Las imágenes implementadas no son propiedad del foro, sino tomadas y modificadas de Google Imágenes, Zerochan, Tumblr, We Heart It, etcétera. Damos créditos a sus respectivos creadores.
Últimos temas
» En busca del tesoro
por radeisan Mar Jul 26, 2016 8:36 pm

» ¿Qué manga/anime te ha tocado el corazón?
por Andoria-Azur Miér Jul 20, 2016 1:03 am

» :3 kawai
por NEZIO Lun Mar 07, 2016 8:28 pm

» ¿Cómo publicar un escrito?
por Capitán Simonini Lun Feb 22, 2016 6:07 pm

» El linaje de la luna (Cap1)
por DemianC Vie Feb 12, 2016 2:51 am

» Personas activas del foro.
por Capitán Simonini Sáb Feb 06, 2016 4:28 am

» [Historia Yuri] La tipica agenda de un Bisexual
por Capitán Simonini Mar Ene 26, 2016 1:56 pm

» Confesiones en papel
por Capitán Simonini Mar Ene 12, 2016 10:55 pm

» Publiforo - Invitación
por Capitán Simonini Vie Oct 23, 2015 11:51 am

» Ficha de Green Heart
por Green Heart Mar Ago 25, 2015 5:24 pm


Corazón de Hielo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Long Fic Corazón de Hielo

Mensaje por Saya_Tsukiyase el Jue Ene 15, 2015 2:10 am

*GENERO: (Romance, Misterio, Fantasía, Ciencia Ficción, General, Angustia)
*Estado: (En Emisión)
*Clasificación: (+14)
*Total de capítulos publicados: (1)
*Lista de capítulos: Llegada.
*Anime/Manga: Vampire Knight

Capítulo 1. Llegada

La noche estaba a punto de llegar, apenas acababa de dejar la estación del metro, ahora lo único que necesitaba era encontrar la dichosa academia que se convertiría en mi nuevo hogar, por lo menos por ahora, tomé un taxi a la dirección que me habían dado por teléfono, al cabo de 20 minutos pude divisar la enorme estructura a lo lejos, todavía no podía creer que hubiera una academia para vampiros, aunque eso explicaría porqué esta tan lejos de la ciudad.

La imponente Academia Crosseira se alzaba ante mis ojos mientras bajaba del taxi, parecía un poco antigua pero en muy buen estado, entre a la Academia con la maleta que poseía algunas de mis pertenencias y con el corazón tronando en mis oídos, no me agradaba la idea de socializar con otras personas y mucho menos con otros de mi especie.

Solté un sonoro suspiro mientras me resignaba a aceptar la realidad —Muy bien, aquí voy - susurre para darme ánimos mientras entraba al lugar, sentía todas las miradas sobre mí, después de todo no es como si pudiera pasar desapercibida una chica con el uniforme de la clase nocturna el diseño es elegante, además destaca las curvas de mi cuerpo y de mis pechos tamaño promedio, mi cabellera negra es lisa y ondulada en las puntas llega a la altura de mi cadera, tengo un flequillo un poco largo y ondulado que define las facciones perfiladas de mi rostro, ojos grandes de color violeta y una boca pequeña, muchas personas decían que parecía una muñeca, pero debido a mi actitud fría y desinteresada hacia los demás fui nombrada la "Princesa de Hielo" aunque para mi suerte ya no me encuentro en ese lugar tan aterrador, no quise preguntarle la dirección a nadie por que no quería verlos correr de miedo o mirarme peor de como ya lo hacían, luego de un par de minutos sucedió exactamente lo que temía, me perdí, Ahora estaba un poco nerviosa, estar perdida significaba que tendría que preguntarle a alguien la dirección de la oficina del director, eso significaba una cosa para mi "Temor" odiaba la idea de acercarme a los seres humanos, eran criaturas despreciables, egoístas y ambiciosas, junte todo el valor que tenía mientras me acercaba a un grupo de chicas q me observaban desde una banca  cerca del bosque, cuando dirigieron su mirada llena de terror en mi dirección supe que saldrían corriendo o me hablarían con miedo vi como se giraban para correr y decían -¡Corre! Es Kiryuu - gritaron mientras corrían asustadas "¿¿dijeron Kiryuu?? ¿¿A qué demonios se referían??"

-¡Qué rayos crees q estás haciendo merodeando por la clase diurna asquerosa vampiro! -dijo una voz cargada de ira a mis espaldas, me giré bruscamente para ver de quien se trataba, era un chico con el uniforme de la clase diurna, de tez blanca con cabello plateado y ojos lila, me miraba con mucha hostilidad me quedé mirándolo a los ojos sin moverme ni hablar, podía sentir su odio como si fuera mío pero estudiando su mirada pude notar que en el fondo de esa mirada cruel había algo de soledad y no sólo eso, su aroma no parecía humano eso debía significar que era alguien de mi especie y justo antes de que pudiera hablarle una voz llena de emoción nos interrumpió.

-¡Zero! Que malo eres porqué me dejaste atrás…- se interrumpió ella misma mientras me miraban con curiosidad, en un principio se impactó, luego paso a confusión y por último a su estado inicial de alegría, no podía creer que aquella chica de contextura delgada, ojos marrones  y cabellos rojizos hasta la altura de la barbilla estuviera delante de mí “¿¿Porqué esta ella aquí?? ¿¿Acaso me reconoció?? De todos los lugares tenía que encontrármela aquí“-pensé todavía en shock.

-¡oh! Tú debes ser la nueva chica de la clase nocturna, es un placer conocerte mi nombre es Motoko Satsuky, disculpa que te lo pregunte pero… ¿¿por casualidad nos hemos visto en otra parte?? –Preguntó la pelirroja mientras me observaba con detenimiento.

–N..No, dudo mucho que te haya visto en otra parte, y sobre lo que dijiste –dije mientras me dirigía al chico peliplata –yo no estaba merodeando a propósito por la institución, de hecho me perdí, estoy buscando la oficina del director, me podrían llevar allí por favor –pedí mientras intentaba no hacer contacto visual con Satsuky.

–Por mi está bien, después de todo nosotros también nos dirigíamos hacia allí–dijo mientras me tomaba de la mano, tomándome por sorpresa “Satsuky…. ¿Porqué no tienes miedo de mi? ¿¿Acaso tu mente está intentado recordar el pasado??” –pensé con tristeza mientras miraba su rostro sonriente y tiraba de mi por un pasillo hasta una enorme puerta de madera la cual supuse era la oficina del director, retiré mi mano con cuidado de no lastimarla ya que después de todo “hay que dejar el pasado como está,” vi su rostro sorprenderse un poco al notar el vacio de mi mano y poco a poco sentí su tristeza aunque ella no lo manifestó en absoluto, solo me miró y sonrió de manera agradable aunque la sonrisa nunca llegó a sus ojos “Perdóname Satsuky, espero que algún día puedas perdonarme”-pensé mientras intentaba aguantar la punzada de dolor en mi pecho, espero que algún día puedas entender que solo lo hago por tu bien.

Satsuky tocó un par de veces la puerta y una voz masculina nos permitió entrar, una vez dentro pude divisar un hombre joven con alrededor de 30 años, de tez blanca, cabello rubio y ojos avellana que nos miraba amablemente desde detrás del escritorio –Buenas Noches, Mi Nombre es Keigo Shibuya, soy el director de este instituto privado, tú debes ser la nueva alumna de la clase nocturna –dijo mientras me animaba a presentarme.

-Si, mucho gusto mi nombre es Hinamory Saya, por favor cuiden de mí –dije mientras me inclinaba a modo de saludo y el director me regalaba una sonrisa.

-muy bien, tu clase está a punto de comenzar, Zero, Satsuky asegúrense de que saya llegue a sus clases sin perderse y luego de las clases denle un tour por la escuela y al final de su recorrido déjenla en el dormitorio de la luna ¿de acuerdo?

–Sí, ¡vamos Zero! –Dijo Satsuky emocionada.
– ¿Por qué demonios tengo que ser su niñera? Que lo hagan sus compañeros de la clase nocturna –refunfuñó Zero.

–Zero no es un pedido, es una orden, pueden retirarse –finalizó el director con una sonrisa que daba miedo en su rostro, durante toda la conversación mantuvo sus emociones a raya, eso solo significa que es alguien de temer, lo mejor será no causarle problemas, después de todo estoy aquí para comenzar de nuevo.

Llegamos al edificio en donde se encontraban los salones de clase, podía sentirlo en el aire, había un sangre pura dentro del edificio, la piel de mi cuello se erizó ante la posibilidad de tenerlo en mi salón, si era así sería un enorme problema, no me había dado cuenta de que ya nos encontrábamos en la puerta de mi salón hasta que Satsuky tiró de mi manga para llamar mi atención, mi corazón estaba vacilante, no quería entrar al aula, ¿qué tal si el sangre pura de adentro me reconocía? Satsuky me tomó de la mano y me regalo una enorme sonrisa fue entonces cuando un recuerdo de nosotras inundó mi mente.


******FLASH BACK*****

“Yo tenía alrededor de 7 años, Satsuky debía tener 6, ella tomaba siempre mi mano para caminar y se escondía detrás de mí cuando algo le daba miedo, estábamos jugando en la playa cuando ella tomó mi mano y con una enorme sonrisa me dijo “Satsuky siempre estará a tu lado, así que no debes preocuparte, sonríe, sonríe” decía mientras ambas reíamos a carcajadas, “está bien, gracias Satsuky, te prometo que siempre estaremos juntas” dije mientras acariciaba su cabeza y ella me sonreía gentilmente, yo quería protegerla, proteger su sonrisa, esa era mi promesa”
******FIN DE FLASH BACK*****

-¿Hinamory? ¿Te encuentras bien? –preguntó Satsuky mientras tiraba de mi manga preocupada.

-¡ah! Esto…si estoy bien - ese recuerdo reconfortó mi corazón, parece que alejarme de ella no resolvería nada, ella era mi preciada amiga, alguien que había prometido proteger, y no quería volver a faltar a mi promesa –ahora si estoy bien, ¡gracias! –dije mientras la miraba con agradecimiento, de repente me quedó mirando fijamente un poco sorprendida.

– ¿sucede algo Satsuky? –pregunte preocupada por su expresión, sus mejillas se ruborizaron un poco y bajó la mirada avergonzada.

–es que…es la primera vez que te veo sonreír –dijo avergonzada, me quedé como una piedra en mi lugar, hacía ya mucho tiempo que no le sonreía a otra persona, pensé que incluso había olvidado cómo hacerlo.

–ah…bueno supongo que ya debo entrar, ¿nos vemos después de clase? –pregunté mientras la miraba amablemente.

–si, hasta después de clases Hinamory –dijo alegremente mientras me daba otra de sus reconfortantes sonrisas.

– ¡Ah! Una cosa más, Llámame Saya, hasta luego, Satsuky –dije mientras empujaba la puerta y entraba a mi salón, antes de irme pude notar que su cara se ruborizó al parecer eso era inevitable cuando se trataba de vampiros, tendíamos a causar esas reacciones por ser tan hermosos.

Tan pronto la puerta se abrió un montón de miradas se posaron sobre mí, era sumamente incómodo había miradas hostiles por doquier, el profesor se giró con una mirada reprobatoria en mi dirección mientras carraspeaba su garganta.

–Usted debe ser la nueva estudiante de nuestra clase ¿no es así? Por favor, limítese a llegar a la hora establecida en su horario de clases, es de muy mala educación interrumpir al profesor y no es propio de los vampiros nobles, ¿su nombre por favor? –pregunto el profesor con un aire de arrogancia y suficiencia, pensaba que en mi primer día podía avergonzarme frente a los demás, pero se había equivocado de vampiro, mi expresión estaba totalmente fría e indiferente, el profesor se sentía un poco decepcionado ni siquiera me inmute un poco por su comentario.

–Lamento llegar tarde profesor, me entretuve demasiado tiempo en la oficina del director, no volverá a suceder –dije mientras me inclinaba a modo de disculpa pasee mi mirada por toda el aula hasta que encontré la mirada que buscaba, fue entonces cuando mi mirada se conectó con la suya, unos ojos chocolate casi rojizos me miraban analizadores desde el final del aula, era él de eso no me cabía duda, su aroma y presencia era mucho más abrumadores que los demás, él debía ser el sangre pura que había sentido desde fuera del edificio, a Juzgar por su cabello Marrón oscuro y su aura debía ser uno de los hijos del clan Kuran, el clan elegido para liderar todos los clanes de vampiros en el mundo, no podía ser peor, nuestras miradas se encontraron por unos minutos hasta que por fin hablé.

–Es un honor encontrarme ante usted, me disculpo por el retraso, me llamo Hinamory Saya y desde hoy estaré bajo su cuidado sempai –dije mientras hacía una reverencia, en sus ojos saltó la sorpresa solo por una milésima de segundo, casi imposible de notar para los demás pero no para mí, me estaba evaluando con la mirada –Bienvenida a nuestra clase, puede tomar asiento donde guste, soy el presidente del dormitorio, Kuran Kaname–dijo amablemente, otra persona con la que debía tener cuidado, miré a mi alrededor hasta encontrar un asiento completamente vacío, caminé sin pensármelo dos veces hacia allí pero una brazo se interpuso entre el asiento y yo.

-vaya, vaya sabes, es una falta de respeto no presentarte ante tus otros superiores, además esta el detalle de que no conozco ningún clan noble con ese apellido - un chico de cabello rubio y Ojos azules me miraba divertido, me sorprendí un poco ante su rápida analizacion, debía contrarrestarlo o tendría problemas.

-lo sé, eso se debe a que no pertenezco a ninguna familia noble, mi madre es humana, lo puedes notar en mi aroma -dije sin atisbo de inseguridad, -si es así como dices, ¿qué hay de tu padre? El sí debe ser un vampiro -dijo un chico de cabellos naranja y ojos casi rojos, Esto me estaba fastidiando, ¿justo hoy mencionarlo a él? Sentía el odio y la ira crecer peligrosamente -¡¡eso no les incumbe!! Además el ya está muerto -dije con una voz ácida que congeló el ambiente -tú, ser inferior, ¡cómo te atreves! -dijo el rubio con ira mientras me tomaba de la blusa, estaba a punto de mandarlo a la otra vida cuando una voz nos dejo congelados.

-Aidou, ¿quién te ha dado permiso para moverte de de tu lugar e incluso para atacar a una chica? Esa no es la actitud de un noble -dijo el presidente kuran con voz reprobatoria el rubio puso una expresión de horror y retiro la mano de mí, lo mire con indignación y me senté en mi lugar, luego de clases salí con Satsuky a hacer el recorrido hasta que me tocara ir al dormitorio de la luna.

AIDOU POV

Desde que se supo en la mañana que habría una nueva estudiante solo presentí problemas, kaname no decía nada al respecto, como siempre mantenía sus asuntos a raya una vez que estuvimos en el aula la tensión no se hizo esperar después de todo ¿quien se transfería a mediados de lapso? debía ser alguien conocido para kaname, ya que todas las admisiones a la clase nocturna eran consultadas con el, lo mire de reojo y como siempre se encontraba leyendo el mismo libro en la misma pagina, era muy frustrante no saber lo que pasaba por su mente.

De repente mientras el profesor explicaba la clase la puerta del salón se abrió dando paso a la esbelta figura de una chica, era muy hermosa, su cabello negro era liso y ondulado en las puntas, caía como una cascada hasta su cintura, piernas definidas y bien torneadas, sus pechos eran voluminosos tamaño promedio, su cara era perfilada y tenia un flequillo ondulado que enmarcaba su rostro y sus grandes y expectantes ojos morados y una pequeña y adorable boca sus labios parecían pétalos rosados, esta chica era toda una muñeca, a tamaño real, debía medir un metro 70, por lo menos, era casi 10cm mas baja que kaname y que yo, definitivamente debía caer en mis redes, el profesor tenia una cara de pocos amigos lo curioso es que aunque la reprendio ella no cambio ese semblante inescrutable muy parecido al de kaname, de repente su mirada empezó a pasearse por el área como si estuviera buscando algo, pensé que su mirada me encontraría,  mas ni siquiera noto que me encontraba allí; sin embargo una chispa de reconocimiento brillo en su mirada al encontrarse con kaname, me estaba poniendo furioso, primero me ignoraba y ahora resulta que a quien buscaba era a kaname, lo saludó cortésmente y como era de esperarse kaname fue amable con ella, pero solo eso, no fue capaz de presentarse a los demás ¿quién diablos se creía ella? Veamos si puedo divertirme un rato.

-vaya, vaya sabes, es una falta de respeto no presentarte ante tus otros superiores, además esta el detalle de que no conozco ningún clan noble con ese apellido -dije mientras le impedía el paso hacia su asiento su mirada se volvió un poco hostil eso significaba que la estaba fastidiando.

-lo sé, eso se debe a que no pertenezco a ninguna familia noble, mi madre es humana, lo puedes notar en mi aroma -dijo ella mientras analizaba mis expresiones.

-si es así como dices, ¿qué hay de tu padre? El si debe ser un vampiro -dijo Akatsuky mientras la miraba curioso al parecer Saya era muy interesante, cuando vi su rostro fue escalofriante su semblante sereno se había derrumbado por completo y había cambiado a uno sombrío y tenebroso era peor que el de kaname, era mucho mas intenso en su mirada había odio puro, ¿qué demonios sucedía con esta chica? Sentí un escalofrío recorrer mi espina dorsal, esta chica era de cuidado.

-¡¡eso no les incumbe!! Además el ya está muerto -Dijo con una ira tenebrosa, por un momento el aula se congelo, ¿qué clase de secretos guarda esta chica? Mi ira comenzó a crecer, ¿hablarme de  semejante forma? ¿Y una simple mestiza como ella? Eso era imperdonable -tú, ser inferior, ¡cómo te atreves! -Brame mientras la tomaba de la blusa, me importaba un bledo si era una mujer yo le haría saber cual era su lugar de repente un voz me hizo darme cuenta de que no estaba solo.

-Aidou, ¿quién te ha dado permiso para moverte de de tu lugar e incluso para atacar a una chica? Esa no es la actitud de un noble -dijo kaname mientras me miraba en forma reprobatoria, lo había echo molestar, mi piel se erizo del miedo ante la posibilidad de un castigo de kaname, ya me las cobraría en otra oportunidad.

Una ves terminada las clases Hinamory se fue con los guardianes, no dirigimos al dormitorio de la luna, una ves allí Kaname nos mando a llamar, estaba un poco nervioso por lo que diría era inusual que nos llamara a todos.

-¿llamó presidente kuran? -dije mientras abría la puerta –Adelante, necesito hablar con ustedes, una ves dentro escuchamos atentos al presidente.

-Akatsuky, necesito que averigues todo lo que puedas sobre la familia Hinamory, Aidou y los demás quiero que vigilen que la chica nueva no cause problemas en el instituto haganlo sin que ella se dé cuenta por favor, hay algo misterioso sobre ella y quisiera saber a dónde me lleva –dijo Kaname con rostro sereno –¡Ah! y  una cosa más, Akatsuky, necesito que saquen todas las cosas que se encuentran en el dormitorio de al lado, esa será la habitación de la nueva estudiante ordenó Kaname tomándonos por sorpresa.
-¿¡Que!? Como que su habitación será la de al lado de Kaname, sempai, habíamos quedado en que nadie usaría esa habitación para que no hubiera favoritismo ¿¡Por qué tiene que ocuparla esa mestiza!? –bramó Ruka obviamente celosa, podía sentir la mirada hostil de mis compañeros, después de todo Kaname es un sangre pura perteneciente al mejor de los linajes de nuestra raza y por si fuera poco uno de los sucesores de la familia más importante de los vampiros, no podíamos dejarlo tan vulnerable, además estaba el detalle de que no sabíamos si esta chica era nuestra aliada o nuestra enemiga, no podíamos permitir algo así.

-¿Acaso están desafiando mis órdenes? –cuestionó Kaname en un tono de advertencia.
-No, My lord, esa no es nuestra intención es solo que no podemos exponerlo a esa clase de peligro –dije para enmendar un poco las palabras de Ruka.
-Pero…
-Ruka, es suficiente, si ese es el deseo del presidente de los dormitorios, no nos queda más remedio que obedecer, recuerda cuál es tu lugar –dije tajante para evitar una reprimenda hacia todos nosotros.
-¿Que hago con las cosas que están en la habitación? –pregunto Akatsuky para alivianar el ambiente.
-Colócalas en el sótano, mientras tanto…Seiren, ¿ya está listo el té? –preguntó kaname a su sierva que se encontraba detrás del escritorio del mismo.
-Sí, solo falta que todos bajen para servir –dijo mientras hacía una reverencia y desaparecía, me imagino que a la cocina.
-Muy bien, los demás vamos abajo a tomar el té, Hinamory ya debe estar por llegar –dijo kaname mientras bajaba junto con los demás las escaleras.  

SAYA POV
El recorrido fue reconfortante, Satsuky se encargó de hacerme sentir bien y de que el ambiente fuera equilibrado ya que Zero por su parte tenía cara de pocos amigos, aunque intervino en nuestras conversaciones de vez en cuando, estaba subiendo uno de los últimos escalones para entrar al dormitorio cuando lo percibí, él estaba cerca del lugar, vi una sombra moverse rápido entre los arbustos que rodeaban los dormitorios, “así que has estado observándome desde las sombras, no podía esperar menos de ti, lo mejor será que no vaya ante ti todavía, después de todo tarde o temprano nos volveremos a encontrar” –pensé con tristeza mientras observaba en lugar por donde había visto la sombra, Tomé una bocanada de aire mientras giraba la perilla de la puerta del dormitorio, siete miradas hostiles a excepción de Kaname, se clavaron en mí desde la sala común, era sumamente fastidioso tener que compartir dormitorio con ellos y ahora tendría que dirigirles la palabra para saber que habitación me habían asignado y donde estaban mis cosas, evalué con la mirada la sala en busca de mis cosas y las encontré en un rincón de la habitación, por lo menos tuvieron el detalle de mover las cosas adentro del dormitorio, era muy probable que hubieran abierto mis paquetes, por suerte no eran lo verdaderamente importantes como para ponerme nerviosa, caminé hasta las cajas con mis pertenencias y tomé una entre mis brazos para luego girarme hacia mis “COMPAÑEROS”.

-Por Favor, ¿podrían decirme en donde se encuentra mi habitación? –pedí con amabilidad mientras miraba directamente al presidente del dormitorio, si los demás me odiaban o no, ese no sería un inconveniente, el único por el que debía preocuparme era por el presidente del dormitorio, conectó su mirada directamente con la mía entendiendo que no pretendía que ningún tercero me respondiera.
-Su habitación se encuentra subiendo las escaleras, la segunda puerta a la derecha, pero antes de que suba me gustaría presentarle al resto de los que serán sus compañeros de dormitorio –dijo con amabilidad mientras los demás a su lado mostraban su desagrado, supongo que como es una petición del presidente no puedo negarme.
-Muy bien creo que el primero seré yo, me llamo Takuma Ichijo, soy el vicepresidente de la clase espero que podamos llevarnos bien, no dudes en preguntarme cualquier duda que tenga sobre alguna materia o algún libro ¿de acuerdo? –dijo amablemente un chico rubio de ojos verde oscuro, delgado y agraciado un noble en toda la palabra, pero me alegraba su actitud.
-muchas gracias, lo tendré en cuenta vicepresidente –dije intentando ser amable, pero parecía un caso imposible.
-Ahora sigo ¡yo! Soy Hanabusa Aidou, espero que podamos llevarnos bien, y si necesitas un consejo amoroso, alguien con quien llorar o una cita puedes buscarme –dijo el muy fanfarrón mientras me guiñaba un ojo, ¡cómo odiaba los de su tipo!
-Muchas gracias por la invitación pero no eres mi tipo y aunque lo fueras me negaría rotundamente –dije tajante con una falsa amabilidad era obvio que este no sabía ni respetar a una mujer.
-tú…otra vez con esa actitud tan engreída –dijo furioso mientras me miraba con furia.
-Aidou –advirtió el presidente mientras veía tranquilamente las páginas de su libro, pero con una simple palabra hizo que toda la furia del susodicho se evaporara.
-Lo mejor será terminar rápido con esto, soy Akatsuky Kain, a mi derecha está Senri Shiki, a su lado Rima Touya, la de allá es Ruka Souen y por último Seiren –dijo el chico cabellos naranja, observe a los demás para saber cuáles eran los más fiables, el chico nombrado como Shiki me miraba de forma desinteresada, figura esbelta, cabello rojo y ojos grises, la chica que respondía al nombre de Rima era un poco más pequeña, de cabellos naranja largo, que recoge en dos coletas y junto con sus ojos lila la hacen parecer una muñeca gótica, pero es tan desinteresada como Shiki, quizá puedan ser alguien de fiar, la siguiente chica sería todo menos mi aliada, su mirada era de odio aunque no entendía por qué, no le había dado motivos para que me mirara de esa forma, su figura es esbelta y su cabello castaño claro, ondulado hasta la altura de su cintura la hacen parecer frágil y delicada, eso significa que es otra noble, sus ojos son de color avellana, algo me decía que no nos llevaríamos muy bien, y justo al fondo detrás de Kaname se encontraba Seiren, al parecer no tenía que saber mucho de ella, parecía ser transparente en el lugar, su cabello lila al igual que sus ojos y su contextura delgada y frágil, no la hacían ver menos peligrosa, si su posición era de sierva lo mejor sería mantenerme alejada.

-Es un placer, ahora si me disculpan debo acomodar mi equipaje en la habitación –dije poniendo fin a las estúpidas presentaciones, no me agradaba esta familiaridad con ellos, lo mejor será mantenerlos al margen o podría repetirse esa historia, “lo mejor será dejar todo tal y como está y si es posible mantenerlos lo más lejos posible, es por su propio bien” subí las escaleras hasta llegar a la habitación asignada, el aroma de Kaname era sumamente fuerte en la habitación de al lado, eso significa que estaba justo al lado del enemigo, esto será un enorme problema, “parece que mientras más intento alejarme, más cerca de él me ponen”.

Terminé de desempacar a eso de la media noche, estaba un poco fatigada, aunque aún faltaban algunas de mis pertenencias, las cuales enviarían en cuanto tuvieran autorización, además de eso debía buscar trabajo de media jornada para pagar algunos gastos, aunque el dinero no era problema para mí, debía buscar una forma para no estar tanto tiempo en el dormitorio, aunque eso significara sacrificar mis mañanas y mis preciadas horas de sueño, necesitaba un merecido baño, mi cuerpo estaba tenso por mantenerme en guardia toda la tarde y lo peor era que el baño era compartido solo había un baño en el dormitorio y se encontraba justo cruzando el pasillo, era muy frustrante el tenerlos que ver en los almuerzos, pero compartir el baño era absurdo, si tenía suerte no me toparía con ninguno.

Abrí la puerta de mi habitación y miré a ambos lados del pasillo para asegurarme de que no hubiera nadie “¡genial! ¡No hay moros en la costa!” pensé divertida mientras daba suaves pasos hasta la puerta del baño, la abrí de par en par para descubrir que era el peor momento en el que podía saltarme mis modales, justo en ese momento el presidente Kuran venía saliendo del baño con nada más que una toalla  sujeta a sus cadera “¡Por Dios Y todos los santos! ¡No mires!” –reaccioné ante mis propios pensamientos de manera brusca mientras me disculpaba y cerraba la puerta de un tirón con la cara más roja que un tomate, el presidente no pareció sorprenderse mucho pero vi un brillo de diversión en sus ojos, demonios solo a mí me pasaban estas cosas, corrí hasta mi habitación y cerré la puerta tras de mí, debía ser un pecado haber visto semejante cuerpo, estoy segura que de haberlo visto más mis ojos se hubieran salido de sus cuencas, su pecho estaba bien moldeado y dotado, sus bíceps parecían de piedra y su torso y abdomen estaban enmarcado por su musculatura, sin mencionar que estaban bien torneados era el cuerpo con el que cualquier modelo soñaría con tener, sabía que habían vampiros sumamente hermosos y que causábamos ciertas impresiones en los humanos, pero jamás pensé que los vampiros estuviéramos incluidos, aunque siendo francos, nuestras reacciones debían ser peores a las de los humanos ya que nuestra vista percibía cosas que las suyas apenas podían notar o eran imperceptibles, suspiré intentando calmar la vergüenza que subía a mis mejillas cuando se repetía ese absurdo recuerdo otra vez.

De repente escuché pasos dirigirse a mi habitación y un ligero toque en mi puerta, era una estupidez tocar la puerta ya que todos en el lugar lo escucharían, pero aún así era lindo el detalle de que todavía existieran vampiros con ese gesto de caballerosidad – ¿S…sí? –cuestioné temerosa desde el otro lado de la habitación.
-Hinamory, el baño ya se encuentra disponible, ¿te encuentras bien? –pregunto Kaname desde el otro lado de la puerta, supuse que solo él podía tocar la puerta sin entrar.
-Sí, saldré en un minuto, gracias por avisar –dije mientras esperaba escuchar los pasos alejarse cosa que no sucedió, imagino que no se convencería de que estaba bien hasta que me viera, bufé mientras bajaba de mi cama y giraba lentamente la perilla de la puerta y asomaba mi cabeza, más vale que no lo hubiera hecho, unos amables ojos chocolate rojizo me miraban con una disculpa mientras me abría paso para salir, miré su cabeza y observé que su cabello todavía seguía húmedo, de hecho todavía estaba goteando agua de él, sin pensármelo dos veces tiré del cuello de su camisa para ponerlo a mi altura y restregué mi toalla contras sus cabellos –¿Está loco? No debería andar con el cabello mojado por allí ¡podría pescar un resfriado! –dije preocupada mientras me acababa de dar cuenta de la estupidez que acababa de hacer, me separé bruscamente mientras me disculpaba y me giraba para volverme a mi cuarto pero un fuerte brazo me sostuvo en mi lugar –No te volverás a escapar –susurró suavemente, en mi cabeza me reprendía mil veces por ser tan impulsiva cerré los ojos esperando un golpe que nunca llegó.

-¡Lo siento! No era mi intención…esto…no me mate por favor –rogué asustada mientras esperaba un regaño o algo peor pero solo hubo silencio, abrí uno de mis ojos para certificar que no hubiera peligro, pero solo me miraba divertido.
-No tienes por qué temer, no voy a hacerte daño pff…jajaja de hecho eres muy divertida –se burló mientras se carcajeaba de mí, su risa era el sonido más hermoso que había podido escuchar, y se veía extremadamente lindo, me sonrojé nuevamente aunque no entendía por qué, me quedó mirando a los ojos durante un par de minutos, parecía estar curioso por algo.
-¿Sucede algo? –Pregunte contagiada por su curiosidad.
-No, es solo que es la primera vez que veo tus mejillas sonrojadas desde que llegaste, es muy extraño no verte con ese semblante tan serio que usualmente tienes –dijo como si estuviera viendo a una rata de laboratorio con la que estuviera experimentando.
Me quedé totalmente en Shock, esto estaba mal, muy mal no me hubiera dado cuenta a no ser que me lo hubieran mencionado, mi actitud estaba decayendo, estaba volviendo a ser como en el pasado pero como dije antes, es mejor dejar el pasado como está, no podía volver a ser yo, no con ellos, ya que eso solo me traería problemas.
-¿Sucede algo? –preguntó preocupado.
-No, no es nada, ahora si me disculpa, voy bañarme para dormir –dije seria mientras tomaba mi toalla de su cabeza y me dirigía al baño.


Última edición por Saya_Tsukiyase el Miér Ene 28, 2015 11:21 pm, editado 3 veces
avatar
Saya_Tsukiyase

Mensajes : 2
Dream's : 0
Edad : 21
Me gusta recibidos : 0
Miembro desde : 15/01/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Long Fic Re: Corazón de Hielo

Mensaje por Capitán Simonini el Vie Ene 16, 2015 10:46 am

A ver, danos una oportunidad a los que no hemos leído el manga.

¿De qué va esto? ¿Qué clase de vampiros son éstos?



avatar
Capitán Simonini


Mensajes : 109
Dream's : 59
Edad : 21
Me gusta recibidos : 20
Miembro desde : 15/05/2014
Localización : El Viejo Mundo.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.