Hermanos

Élite 43/44
Créditos
El Skin ha sido diseñado en su totalidad por el staff de Imaginative Signature. Agradecemos a los foros The Balance, Montesquieu Academy, y a Haru Hathunter por la facilitación de algunos códigos.

Está completamente prohibida la usurpación de códigos, imágenes o historias que cualquier usuario haya aquí publicado. Nuestra comunidad está en contra del plagio, ya sea completo o parcial, por lo que tomará las medidas necesarias para contrarrestarlo.

Se agradece a Our Source Code y a Asistencia Foroactivo por la ayuda prestada a través de tutoriales. Y a todas aquellas personas que hicieron las correcciones y sugerencias para obtener éste resultado final.

Las imágenes implementadas no son propiedad del foro, sino tomadas y modificadas de Google Imágenes, Zerochan, Tumblr, We Heart It, etcétera. Damos créditos a sus respectivos creadores.
Últimos temas
» En busca del tesoro
por radeisan Mar Jul 26, 2016 8:36 pm

» ¿Qué manga/anime te ha tocado el corazón?
por Andoria-Azur Miér Jul 20, 2016 1:03 am

» :3 kawai
por NEZIO Lun Mar 07, 2016 8:28 pm

» ¿Cómo publicar un escrito?
por Capitán Simonini Lun Feb 22, 2016 6:07 pm

» El linaje de la luna (Cap1)
por DemianC Vie Feb 12, 2016 2:51 am

» Personas activas del foro.
por Capitán Simonini Sáb Feb 06, 2016 4:28 am

» [Historia Yuri] La tipica agenda de un Bisexual
por Capitán Simonini Mar Ene 26, 2016 1:56 pm

» Confesiones en papel
por Capitán Simonini Mar Ene 12, 2016 10:55 pm

» Publiforo - Invitación
por Capitán Simonini Vie Oct 23, 2015 11:51 am

» Ficha de Green Heart
por Green Heart Mar Ago 25, 2015 5:24 pm


Corazón de Hielo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Long Fic Corazón de Hielo

Mensaje por Saya_Tsukiyase el Miér Ene 28, 2015 11:23 pm

*GENERO: (Romance, Misterio, Fantasía, Ciencia Ficción, General, Angustia)
*Estado: (En Emisión)
*Clasificación: (+14)
*Total de capítulos publicados: (2)
*Lista de capítulos: Llegada.
*Anime/Manga: Vampire Knight

Cap. 2 ¿Quién es Saya?
Al otro día desperté temprano para buscar trabajo, ya había visto uno que otro aviso de trabajos bien remunerados en la noche, me bañé y me coloqué un suéter morado manga larga, una falta arriba de la rodilla de color negro, y unas botas negras hasta la altura de la rodilla, me dejé como siempre mi cabello suelto, tomé mi bolsa y salí de mi cuarto cerrando la puerta suavemente y pasándole llave.

Intenté ser cuidadosa mientras bajaba las escaleras pero parece que no era la única despierta, en los sillones de la sala estaban recostados Aidou y Akatsuky, quienes inmediatamente me miraron curiosos.

-Buenos días Hinamory –dijo Aidou sarcásticamente, todavía no me acostumbraba a ser llamada por ese apellido.
-No veo que tienen de buenos –dije tajante mientras me dirigía hacia la puerta.
-Se puede saber ¿a dónde crees que vas? –cuestionó de manera posesiva.
-Ese no es asunto tuyo –contesté con rabia, esto era frustrante acaso se creía que era mi dueño ¿o qué? Este chico se estaba volviendo frustrante.
-¿Estás buscando pelea? –amenazó sumamente enfadado.
-Si quieres salir, debes pedirle permiso al presidente del dormitorio y decirle a dónde vas – agregó mientras me miraba burlón, eso sí que me sacó de mis casillas, quién demonios se creía él para decir que debía rendirle cuentas a alguien, la ira estaba creciendo en mi interior, odiaba esto, sabía que de mi boca iban a salir palabras dolorosas nuevamente.
-Estás muy equivocado si piensas que voy a rendirle cuentas a él o alguien, el hecho de que ustedes sean sus perros falderos para obtener respeto en su familia, no significa que yo deba unirme a su manada, yo no seguiré las órdenes de él ni de nadie y eso ¡que les quede claro! –Bramé molesta, miré su rostro y un escalofrío recorrió mi espina dorsal, lo había hecho enfurecer y mucho, podía sentir su ira y la de su compañero, después de todo había insultado su líder, de pronto la temperatura comenzó a descender, y una fina capa de hielo se formó bajo mis pies, analicé con cuidado lo que estaba viendo, “ ¿tiene poderes?” pensé un poco sorprendida, después de todo solo algunos clanes nobles tienen descendientes con poderes resaltantes, el suyo parece ser el manejo del hielo, tenía que ser cautelosa ya que si es así seguramente puede crear a un montón de armas con lo que esté a su alcance, aunque el parece ser del tipo que actúa por impulso y no por estrategia.

-¡TÚ, Te enseñaré cuál es tu lugar de una vez por todas! –exclamó furioso mientras se abalanzaba contra mí, no quería lastimarlo, odiaba pelear, sentí una punzada de dolor en mi pecho mientras lo veía acercarse lentamente, cuando estuvo a pocos centímetros de mi cuerpo cerró su mano en un puño y lo dirigió a mi abdomen, pero un segundo antes de que hiciera contacto conmigo mi cuerpo reaccionó por si solo en un acto reflejo, ocasionando que levantara rápidamente mi pierna derecha, le propine una fuerte patada en la cara que hizo que saliera volando directo a la pared, hizo un enorme estruendo, de hecho volvió añicos el cuadro de madera contra el que aterrizó, cuando subió su cara pude ver que le había roto la boca y la nariz y estaba sangrando, él y su amigo me miraban casi tan pasmados como lo estaba yo.
-Pero…qué demonios, ¿cómo es posible que hayas podido contrarrestar ese ataque si Aidou estaba a solo centímetros de ti? –preguntó atemorizado Akatsuky, no quería hacerles más daño, o peor que se dieran cuenta de que también me había tomado por sorpresa ese reflejo, lo mejor era que esta pelea terminara aquí.
-Lo único que te puedo decir es que no eres el primer vampiro con el que peleo –respondí lo más seria que pude mientras me volteaba para que no vieran mis mejillas sonrosadas de la vergüenza y me dirigía hacia la puerta.
-¿A dónde crees que vas?, esto todavía no se ha acabado –exclamó Aidou mientras intentaba pararse dificultosamente, reuní todo el valor que tenía para ser lo más tajante posible, no quería demostrarle que me afectaban las peleas o darle indicios de lo culpable que me sentía.

-¿Todavía piensas que tendrás alguna oportunidad? Si quieres enfrentarme hazlo cuando hayas entrenado tu cuerpo, un vampiro que solo confía en sus poderes jamás tendrá una oportunidad contra un verdadero enemigo, eso tenlo en cuenta, además ¿cómo piensas coordinar tus movimientos si te están temblando las piernas de miedo? –revelé fríamente con el corazón exprimido, antes de que quisiera volver a hablar, odiaba tener que lastimar a los demás, pero debía hacerlo entender que el mundo no es como el piensa, y que mejor manera de hacerlo que humillarlo delante de la persona que protege, así es, kaname se encontraba, parado en las escaleras mirándonos sorprendido, estaba allí desde hace un buen rato al igual que todos los demás que se encontraban detrás de él, habían escuchado y visto todo, podía haberlo detenido si hubiera querido, pero era momento de que creara desconfianza, de esa manera ellos se mantendrían lejos de mi “y estarían a salvo” giré la perilla de la puerta y salí de ese lugar, después de todo las heridas de Aidou estarían curadas en poco tiempo, aunque no sea de mi agrado tenerlos como enemigos no hay otra salida.

AIDOU POV

Jamás había sido tan humillado en toda mi vida, esa chica ¿quién demonios es? ¿Cómo fue que pudo derrotarme sin siquiera tener un rasguño? – ¡Maldición! –exclamé furioso mientras le daba un golpe a la pared, sus últimas palabras se repetían una y otra vez en mi cabeza, era como si las hubieran grabado con fuego en mi cerebro, todos me miraban preocupados, supongo que tenían lástima de mí, después de todo fui derrotado sin ningún esfuerzo por nada más y nada menos que una asquerosa mestiza.
-Aidou, ¿te encuentras bien? –Preguntó Akatsuky mientras colocaba una de sus manos en mi hombro.
-¡Déjame en paz! –le grité mientras sacudía su mano, ahora lo único que quería era estar solo, corrí escaleras arriba hasta mi habitación y cerré la puerta tras de mí, lo mejor sería acomodar mis ideas.
Akatsuky POV

Todavía no salía de mi asombro, esa chica no es alguien ordinario, contrarrestó el ataque de Aidou sin ningún esfuerzo, eso quiere decir que está acostumbrada a pelear y no solo eso sino que sus reflejos también fueron excelentes, esta chica era cada vez más interesante y no solo eso había descubierto otro detalle importante sobre ella que debía reportar a Kaname.

-Mi Señor, ya averigüé lo que me pidió sobre la señorita Hinamory –informé mientras Kaname volteaba a verme intrigado, todos mis compañeros se volvieron para escuchar lo que tenía que decir.

-Adelante Akatsuky, dime que descubriste sobre ella –pidió Kaname mientras esperaba que hablara.
-Un momento ya regreso –dije mientras subía a velocidad vampírica a mi habitación, tomaba varias carpetas de mi escritorio y bajaba a la sala común nuevamente, le entregué las carpetas a Kaname y éste me miró confundido mientras abría una y veía su contenido, di unos pasos atrás para darle algo de tiempo y que así pudiera identificar los documentos en sus manos, eran informes realizados por agentes del consejo de vampiros, explicando el pasado de saya, al principio tuve algunos problemas para que me dieran acceso a la información pero en cuanto mencioné que eran para Kaname me los entregaron en un segundo.

-Estuve investigando sobre la familia Hinamory, y encontré datos sobre una familia de mestizos con el mismo nombre, al parecer era un matrimonio que vivía en las zonas rurales de Tokio, eran de muy bajos recursos la madre era humana de unos 27 años de edad, sufría de una clase de problema mental que la volvía muy violenta e incluso hacía que se auto infligiera daño, su matrimonio según sus vecinos se había vuelto un infierno, tanto que la misma madre se suicidó delante de su hija cuando tenía 5 años de edad, El padre era conocido como Vladimir Vomblade, un ex noble que despilfarró toda su fortuna en juegos y bebida, lo que los llevó a la ruina, según se rumoreaba tenía tantas deudas que huyó como un cobarde dejando a su hija en un orfanato, desde entonces no se sabe nada de él, y sobre la hija según parece, cuando cumplió 10 años se escapó del orfanato y nunca se le volvió a ver hasta entonces –concluí con un nudo en la garganta, toda la sala estaba en absoluto silencio, y las caras de mis compañeros eran igual de dolorosas que la mía, era simplemente horrible, no podíamos creer que hubiera alguien con un pasado semejante, por primera vez en mucho tiempo la cara de kaname había perdido su serenidad era como si estuviera reproduciendo la escena de lo que acababa de decir en su cabeza, su furia se dio a notar cuando los bombillos de la habitación estallaron, todos quedamos helados de miedo, no era normal verlo molesto, de hecho daba mucho miedo.
-Gracias por tu trabajo, ahora si me disculpan iré a mi habitación –se excusó Kaname mientras iba escaleras arriba hasta su habitación, definitivamente desde que llegó esa chica Kaname no es el mismo, ella le ha dado un giro de 180 grados a nuestras vidas.

SAYA POV

Estaba nerviosa por volver al dormitorio, después de todo había armado un alboroto en la mañana, apenas era mi segundo día aquí y ya había hecho un desastre, pero bueno ya no había vuelta atrás lo mejor sería disculparme con Kaname por mi comportamiento después de todo también lo había insultado a él, tomé un bocanada de aire para tranquilizarme mientras giraba la perilla de la puerta y daba un paso dudoso al interior del lugar, habían reparado el desastre que dejé cuando me fui, observé la sala y me sorprendí al encontrarlos a todos sentados en la sala común incluso a Kaname, pero esta vez no estaba leyendo su libro “¿qué hago? Todos me están viendo” estaba sumamente nerviosa, de hecho mis pies se habían quedado enterrados al piso, sus miradas eran hostiles, a excepción de la de Kaname, como siempre el no parecía inmutarse por mi actitud, respire profundo mentalmente antes de hablar, solo a mí me pasaban estas cosas.
-Esto...Presidente, le ofrezco mis disculpas por mi comportamiento anterior –dije mientras hacía una reverencia, sentía que mis piernas estaban temblando ser el centro de atención me ponía muy nerviosa.
-No veo por qué debes disculparte, después de todo tú no estás a mis servicios, y yo no puedo darte órdenes a no ser que sea sobre los dormitorios o las clases, tú misma se lo dijiste a Aidou esta mañana –dijo Kaname mientras me miraba como si estuviera dolido, los demás me lanzaban dagas con la mirada, si había querido volverlos mis enemigos ya lo había conseguido, sentí como si mi corazón lo hubieran estrujado, al parecer sus palabras me dolieron más de lo que yo imaginaba, y no podía culparlos.

-Ya veo, entonces retracto mis disculpas, con su permiso iré a cambiarme para las clases, subí las escaleras hasta mi habitación, tomé mi toalla y entré al baño para asearme antes de las clases, necesitaba intentar olvidar lo sucedido, a veces escuchar el agua correr me ayudaba a calmar mi corazón, mientras estaba pasando el jabón por mi cuerpo, sentí a mi corazón dar un fuerte latido que acaparó mis sentidos, me incliné de rodillas mientras seguía sintiendo las fuertes tonadas de mi corazón en mis oídos, inmediatamente me llevé las manos a mi garganta mientras intentaba apaciguar la bestia infernal que quería salir al exterior “¿Tan Pronto? Pero si tomé mi brebaje hace apenas 10 días” se me estaba haciendo dificultoso respirar sentía a mi mente arder debía ir a mi habitación antes de que fuera demasiado tarde, reuní toda la fuerza de voluntad que tenía para cerrar la llave del agua y tomar la toalla que estaba tendida en una baranda al lado de la puerta, me sentía cada vez más débil, mi conciencia me estaba abandonando debía salir rápido del baño, me enrollé torpemente en la toalla con mi cuerpo todavía lleno de jabón y mis cabellos empapados en agua, quité el seguro de la puerta y la abrí de par en par mientras daba torpes pasos hacia mi habitación, mis colmillos ya había salido a la superficie y mis instintos estaban a su máxima potencia, no solo eso mi aroma también estaba cambiando, fue entonces cuando me percaté de su presencia, giré mi cabeza para encontrar a Kaname, Rima y Shiki cada uno detrás del otro subiendo las escaleras mirándome sorprendidos y no era para menos estaba débil, y mi aspecto debía ser impactante pues mis ojos ya debían estar de color rojo sangre claro, estaba transformada y eso solo sucedía cuando un vampiro tenía hambre, sentía mi garganta al fuego vivo, era como si estuviera tragando hierro fundido, el olor de su sangre estaba aplastando lo que me quedaba de conciencia, debía entrar a mi habitación ahora, caminé tambaleándome los pocos pasos que me faltaban hasta mi puerta, vi que Kaname y Rima intentaron acercase, pero estiré mi mano derecha hacia ellos en señal de detención si se me acercaban estaba segura de que morirían.
-No se acerquen por favor –dije con la poca conciencia que me quedaba.
-Pero debes tomar tus pastillas ¡rápido! Te ves muy mal –Dijo Shiki, a quien por primera vez le escuchaba la voz desde que había llegado.
-N...No, estaré bien no se preocu...pen –dije dificultosamente mientras abría la puerta y la cerraba tras de mí de un tirón, usé de apoyo la pared mientras caminaba torpemente hasta mi armario, abrí desesperada la puerta donde estaban colgadas mis prendas de vestir y comencé a revolcar todas las cosas en la base del armario “estoy segura de que me traje lo último que me quedaba, lo había puesto en una cajita, ¿en dónde está?” –pensé alarmada mientras seguía buscando, estaba a punto de llegar a mi límite cuando divisé con alivio la caja que buscaba, la tomé rápidamente y soltando mi otra mano del agarre de mi toalla la destapé revelando varios compartimentos para tubos de ensayo vacíos, solo me quedaba uno, lo tomé con mis temblorosas manos y lo saqué de su caja, el tubo tenía en su interior un líquido verde brillante que conocía a la perfección, quité la tapa del frasco y bebí su contenido de un solo trago, su sabor era horrible, pero su efecto fue inmediato, comencé a sentir como mis colmillos se contraían y mi conciencia volvía a la normalidad, el ardor en mi garganta se había disipado y mis fuerzas al igual que mi aroma habían regresado, eso estuvo cerca, me hubiera tardado un poco más y habría quedado al descubierto, debía movilizar rápido el resto de mis cosas a mi habitación, en el estado tan variante en el que me encontraba no podía bajar la guardia, debía estar preparada o lo lamentaríamos todos, me levanté del suelo y tomé la toalla del piso, volví a colocarla a mi alrededor mientras salía de mi habitación, lo que no esperaba era ver a Kaname y a todos los demás esperando fuera de mi alcoba debieron haber oído todo y vinieron a ver.
-¿Ya te encuentras mejor? –preguntó Kaname preocupado mientras me examinaba con la mirada.
-Sí, solo fue un momento de debilidad –dije haciendo una mueca que yo creí era una sonrisa, definitivamente se me hacía imposible sonreír por cuenta propia.
-¿Estás segura? Te veías muy mal hace unos minutos –preguntó Rima mientras me observaba con detenimiento, podía sentir la preocupación que emanaba de ellos incluso de Aidou que intentaba mirarme indiferente, estas personas eran muy extrañas…pero parecían ser buenos, por lo menos por ahora.
-Sí, ya me encuentro mucho mejor - ella parecía ser gentil me sentía un poco feliz de que alguien se interesara aunque sea un poco por mí, hacía ya mucho tiempo que nadie me preguntaba cómo me encontraba ni siquiera por hipocresía.
-Gracias Rima –dije amablemente mientras la observaba, de repente todos incluyéndola a ella me miraron como si tuviera 3 cabezas y se sonrojaron un poco, ¿qué demonios acababa de pasar? Me estaba irritando que hicieran eso cuando solo intentaba ser amable.
-¿Sucede algo? No me parece gracioso que me miren como si tuviera 3 cabezas –reproché irónicamente mientras los miraba cambiar la mirada a todas partes menos a mí.
-Lo que pasa es que…Tienes una bonita sonrisa… –informó Rima mientras me daba la espalda con sus orejas ligeramente rojas.

Me quedé parada en mi lugar como si fuera una estatua, “¿yo? ¿Una sonrisa…Bonita?” fue entonces cuando empezó a nublarme la mente aquél recuerdo del pasado.




****** RECUERDO*****

Tenía 5 años y estaba observando aterrada a mi padre destrozar todo lo que tenía a su alcance mientras lloraba y se lamentaba, cuando había sacado la mayor parte de su furia cayó de rodillas en el suelo llorando, aproveché la oportunidad y tomé una de las flores que estaban en el suelo mientras caminaba hasta el con mis pies descalzos pisando los restos de vidrio y demás destrozos que había hecho, el dolor de los trozos incrustándose en mis pies era molesto pero no me importaba, yo solo quería llegar hasta él, cuando lo tuve a mi alcance le sonreí amablemente mientras le entregaba la flor.
-Papá, no llores, a mamita no le gustaría verte así, ¡sonríe! –le dije mientras le sonreía llena de emoción, el me miró como si fuera un monstruo, arrebató la flor de mi mano la tiro al suelo y la aplastó.
-¡Cállate! Y no te atrevas a Sonreír delante de mí nunca más, Tu sonrisa, es ¡Horrible!, ¡no quiero volver a verte! -gritó Eufórico.
-Pero papá…prometo ser buena…no me dejes sola por favor-gimotee mientras las lágrimas corrían por mi rostro y me aferraba a su pierna como si mi vida dependiera de ello.
-¡Aléjate! ¡Y no me llames así, yo no soy tu padre! –bramó mientras me abofeteaba.
******FIN DEL RECUERDO*****

Mi cuerpo comenzó a temblar “¿por qué tenía que recordar ese doloroso pasado justo ahora?”, una lágrima traicionera bajó por mi mejilla, mientras apretaba la mandíbula de la ira, odiaba con todas mis fuerzas a mi padre, tenía mis manos crispadas en puños y no me di cuenta de cuanta ira desprendía hasta que los bombillos que estaban cerca estallaron en mil pedazos y la puerta detrás de mí se agrietó hasta parecer una galleta de avena, al escuchar el estruendo volví a mis sentidos y me tranquilicé para mantener bajo control mis poderes, todos inclusive Kaname me miraban sorprendidos, aunque Akatsuky y Aidou me miraban espantados, no podía darme el lujo de perder el control delante de ellos, lo mejor sería ignorarlos por ahora.
-Con permiso –dije cortante mientras me encerraba en el baño e intentaba lavar mi pasado con el jabón, al parece los fantasmas de mi pasado no tenían la menor intención de dejar de aparecer y lo mejor será que esté preparada para el próximo.
avatar
Saya_Tsukiyase

Mensajes : 2
Dream's : 0
Edad : 22
Me gusta recibidos : 0
Miembro desde : 15/01/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.