Hermanos

Élite 43/44
Créditos
El Skin ha sido diseñado en su totalidad por el staff de Imaginative Signature. Agradecemos a los foros The Balance, Montesquieu Academy, y a Haru Hathunter por la facilitación de algunos códigos.

Está completamente prohibida la usurpación de códigos, imágenes o historias que cualquier usuario haya aquí publicado. Nuestra comunidad está en contra del plagio, ya sea completo o parcial, por lo que tomará las medidas necesarias para contrarrestarlo.

Se agradece a Our Source Code y a Asistencia Foroactivo por la ayuda prestada a través de tutoriales. Y a todas aquellas personas que hicieron las correcciones y sugerencias para obtener éste resultado final.

Las imágenes implementadas no son propiedad del foro, sino tomadas y modificadas de Google Imágenes, Zerochan, Tumblr, We Heart It, etcétera. Damos créditos a sus respectivos creadores.
Últimos temas
» En busca del tesoro
por radeisan Mar Jul 26, 2016 8:36 pm

» ¿Qué manga/anime te ha tocado el corazón?
por Andoria-Azur Miér Jul 20, 2016 1:03 am

» :3 kawai
por NEZIO Lun Mar 07, 2016 8:28 pm

» ¿Cómo publicar un escrito?
por Capitán Simonini Lun Feb 22, 2016 6:07 pm

» El linaje de la luna (Cap1)
por DemianC Vie Feb 12, 2016 2:51 am

» Personas activas del foro.
por Capitán Simonini Sáb Feb 06, 2016 4:28 am

» [Historia Yuri] La tipica agenda de un Bisexual
por Capitán Simonini Mar Ene 26, 2016 1:56 pm

» Confesiones en papel
por Capitán Simonini Mar Ene 12, 2016 10:55 pm

» Publiforo - Invitación
por Capitán Simonini Vie Oct 23, 2015 11:51 am

» Ficha de Green Heart
por Green Heart Mar Ago 25, 2015 5:24 pm


Manzana acaramelada. [The Lost Canvas]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

One-shot Manzana acaramelada. [The Lost Canvas]

Mensaje por Shaine Scarlet el Vie Abr 04, 2014 4:36 am

• Anime: The Lost Canvas.
• Género: Romance, yaoi.
• Clasificación: +14.
• Total de capítulos: Único.
• Advertencias: Yaoi ligero. Igualmente, si no gustas de este género por favor no lo leas.

Manzana acaramelada.
Llevabas ignorándolo casi toda la tarde, tu libro aparentaba ser más importante que aquel huésped cómodamente sentado frente al sofá en el que estabas, quien no llevaba mucho de haberse colado en tu departamento.

Espera, ¿cuatro horas ya no era bastante?

Lo observaste por el rabillo del ojo, él continuaba ahí, degustando de una manzana acaramelada luego de ya haberse cansado de insistirte y, por fin, dejarte en paz. En esta ocasión, como en otras raras que podían ser contadas con los dedos de una mano, parecía haber comprendido que el peso de la nota de tu examen de mañana tenía mucha importancia en tu promedio, y como alumno prodigio que eras no podías permitirte flaquear en tu aptitud académica. Por ello había dejado de reclamarte atención y únicamente se limitó a hacerte una silenciosa compañía, cosa que en parte comenzaba a inquietarte. Nunca había estado tan callado.

Necesitabas concentrarte, algo que hasta hace un momento podías mantener con naturalidad. Ahora te veías forzado. Por más contradictorio que sonara, la sola presencia casi escandalosa de Kardia ayudaba a que las horas de estudio fueran más amenas; solía llamarte a participar en alguna charla que compartía consigo mismo a causa de solo encontrarse ustedes dos en la sala, a las que a veces respondías por seguir ensimismado entre tus notas. Empero, esta vez no estaba haciendo nada, dejándote a ti y a la mudez de las cuatro paredes que empezaba a hacerse incómoda, cuando caíste en cuenta de ella.

Por pensar en banalidades no te percataste cuando tus ojos no despegaron de él apenas hiciste el primer intento por visualizar su imagen en tu afán de no ser descubierto. Más específicamente en esa boca entreabierta, ahora bañada en el dulce que se impregnaba a ella por la manzana de caramelo; la cual, dudabas, dejaría sin haber pasado antes largo rato. Sentiste celos de aquella fruta por unos instantes, mismos que se hicieron eternos. El libro pasó a segundo plano cuando empezaste a observar con detenimiento los suaves y activos labios que se movían por la redondez del objeto de brillo escarlata, esos que lamían sin consideración con tal de satisfacer su gusto por el azúcar. Dio una larga lamida, probablemente ignorante que seguías atento a sus acciones, cambiando después de maniobras continuamente; desde ir de arriba a abajo hacia formas circulares, en unas succionando, en otras pellizcando sin éxito la golosina, con tanta parsimonia que te volvía loco. Provocaba ciertos estímulos en tu cuerpo que, sabías, se volverían difíciles de controlar si seguía con esos movimientos rítmicos sobre aquella pegajosa superficie. Cómo odiabas y a la vez deseabas ser la manzana en ese momento. En tu ciego disfrute lograste que tu cabeza asimilara algo, a duras penas, pero lo hizo; ¿Cuándo el ambiente se había vuelto tan… cálido? No, quizá esa no era la palabra. Tal vez, se estaba poniendo caliente. Inconscientemente te relamiste y mordiste suavemente el labio inferior, tratando de controlar los impulsos que nacían en tu interior por tomar el lugar del caramelo y sea tu boca la que recorriera la suya, en un beso tan apasionado y duradero como el sabor en su cavidad.

Apretaste con fuerza las hojas del volumen que reposaba ahora en tu regazo, la envidia te carcomía sin tregua, soportarlo era martirio. Esperabas la oportunidad, y repentinamente esta vino como la gota que derramó el vaso y colmó enteramente tu paciencia cuando el de cabellos azulados dio una sonora y, posiblemente porque tus ojos deseosos te engañaban, sensual mordida que marcó eternamente a la fruta con sus dientes en su interior.

No pudiste más.

Apartaste el grosor de documentos, te levantaste sin previo aviso, te acercaste al muchacho que seguía embelesado con el caramelo y, tomándole de la muñeca, lanzaste con la otra mano la manzana que sostenía a alguna parte incierta del lugar. No te importaba donde, solo querías que estuviera lejos. Ante la sorpresiva mirada del joven supusiste inmediatamente que iba a replicar, pero antes de darle siquiera la libertad de hacerlo tomaste con hambre el control de sus labios, acallando sus quejidos, sintiendo el exquisito sabor del dulce y su saliva entrando en tu boca. Por fin pudiste disfrutarlo. Se separaron solo un poco, apreciando la mirada del otro; él la tuya, que lo mirabas con deseo incontrolable, y tú la suya, en la que la picardía y travesura misma se veían reflejadas en ese mar azulado que eran sus ojos.

En esa corta conexión supiste la verdad demasiado tarde.

Lo había hecho a propósito.

Te veía divertido, mientras tu semblante se transformaba a uno incrédulo, a la vez que esbozaba una sonrisa ante su infantilidad. No había dejado de querer llamar tu atención, después de todo.

—Lo logré una vez más. ¿Eh, Dégel?

Tu sonrisa no desapareció, ese lado de Kardia era el que siempre conseguía que te enfocaras en él, por más libro tuvieras en frente. Entrecerraste los ojos, como meditando una respuesta que no hiriera tu orgullo por haber caído, pero tan pronto volviste a abrirlos estos destellaban con un brillo tan coqueto y seductor como los de tu interlocutor, desconcertándolo de paso.

—Tú, yo, a mi habitación. AHORA.

Inspirado por la canción: Another small adventure de Chantal Kreviazuk.
¡Gracias por leer!
avatar
Shaine Scarlet


Mensajes : 9
Dream's : 3
Edad : 20
Me gusta recibidos : 5
Miembro desde : 03/04/2014
Localización : ¿Quién Eren y qué haces en Mikasa? (?)
Humor : Bueno. Y espero que siga así.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

One-shot Re: Manzana acaramelada. [The Lost Canvas]

Mensaje por Ela McDowell el Vie Abr 04, 2014 8:42 pm

En cuanto a los personajes, no los conozco porque no he visto el anime. Sin embargo, al menos pude hacerme una imagen mental propia de ellos y no tuve problemas con la historia. Me gustó bastante, sobre todo que encontré curiosa la forma en que está narrada. Es la primera vez que leo un escrito en segunda personaje, bien redactado y con una ortografía impecable, si se me permite decirlo.

Soy principalmente fan del romance, ya sea entre parejas heterosexuales u homosexuales, así que tu historia me ha complacido satisfactoriamente. Resultó hasta cómica la forma en que a Dégel le invadían esos deseos pervertidos y sus celos por la pobre manzana, que no tenía la culpa de ser violada por esa boca extraña. (?)

En resumen: buen trabajo.

Saludos


avatar
Ela McDowell



Mensajes : 273
Dream's : 43
Edad : 20
Me gusta recibidos : 42
Miembro desde : 16/03/2014

Ver perfil de usuario http://imaginativesignature.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

One-shot Re: Manzana acaramelada. [The Lost Canvas]

Mensaje por Shaine Scarlet el Sáb Abr 05, 2014 12:52 am

Hubiera especificado un poco más en la pareja, pero bueno, no es lo mio... al menos no tanto, lol. ¡Gracias por comentar! Últimamente tengo mucha sobredosis de yaoi y ya voy escribiendo algunos de esta pareja en lo que llevo del año. Bueno, esta y otra a la que podríamos llamar sus "respectivas reencarnaciones", pero dejemos eso para otro punto. Es la primera vez que uso este tipo de narración —si la memoria no me falla...—, y en gran medida temí haber cometido fallos. Estuve corrigiendo una y otra vez hasta que me salió aceptable, lo hice a duras penas frente al ordenador porque me dormía, menuda cosa. Y... ¿ya dije que me encantan las manzanas acarameladas? <3 Yo también soy principiante en esto del romance; si se me ocurre alguna buena idea me las ingenio y la publico por aquí.

Nuevamente gracias por tu comentario, ¡Hasta otra!



Otros fanfics.
(Clic para ir)
avatar
Shaine Scarlet


Mensajes : 9
Dream's : 3
Edad : 20
Me gusta recibidos : 5
Miembro desde : 03/04/2014
Localización : ¿Quién Eren y qué haces en Mikasa? (?)
Humor : Bueno. Y espero que siga así.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

One-shot Re: Manzana acaramelada. [The Lost Canvas]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.